CONOCE LOS 9 FAROS DE CANTABRIA

Todos los faros de Cantabria con los que disfrutar de unas vistas panorámicas

Faro de Cabo Mayor
FAROS DE CANTABRIA – CABO MAYOR, SANTANDER

En esta ocasión queremos traeros un resumen de los 9 faros que tenemos en Cantabria. Visitar uno (o varios) de los 9 faros de Cantabria es una gran experiencia, no sólo por la construcción en sí que en ocasiones data de hace un par de siglos sino también porque para hacer su trabajo un faro necesita ser claramente identificable y visible, con un gran ángulo de influencia, lo que nos otorga a los visitantes unas vistas panorámicas del Mar Cantábrico.

Históricamente los faros estaban habitados por el farero, el cual siempre se nos viene a la mente como el protector de los navíos, enfrentándose a las tormentas. Con el paso de los años y el avance de la tecnología su profesión ha caído en desuso, sustituyéndose su labor por complejos sistemas electrónicos. Mucho ha llovido desde que se indicase a los navíos al dirección correcta con banderas de día y grandes fogatas por la noche en el siglo XVIII y anteriores.

Para nuestro recorrido, comenzaremos de este a oeste, recorriendo toda la costa de Cantabria, para descubrir los 9 faros de Cantabria.

Los Faros de Cantabria

Faro de Castro Urdiales

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Marisa (Cantabria) 🇪🇸 (@marisa_g_l) el

Encendido por primera vez en 1853, el faro de Castro Urdiales se eleva por encima de una antigua fortificación que data del siglo XIII d.C. y que le permite ofrecer su luz a casi 50 metros sobre la altura del mar. El Castillo-Faro de Castro Urdiales ha sido una imagen característica de esta villa desde hace años, y actualmente su fácil acceso permite a los visitantes asomarse al mar.

Faro del Caballo en Santoña

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Postureo Cántabro 💢 Cantabria (@postureo_cant) el

Este faro puede ser considerados de los más bonitos de España, por su construcción, por su localización y por el paraje que lo rodea. El faro del Caballo está en el Monte Buciero, y se accede a él tras realizar la Senda del Faro del Caballo y descender más de 700 escalones, que hace años construyeran los presos del Penitenciario del Dueso, en la localidad vecina. A estos 700 escalones se le pueden sumar otros 100 si lo que pretendemos es bajar hasta el mismo mar. Las vistas y la experiencia son excepcionales. Una pena que el faro no alumbre desde 1993.

Faro del Pescador en Santoña

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sergio Oña (@sergioona) el

Asomado al precipicio, en el mismo monte que el Faro del Caballo, se encuentra el Faro del Pescador, inaugurado en 1864. Es un faro que ha sufrido varias reformas y renovaciones y que se reconstruyó casi completamente cuando en 1915 el edificio fue azotado por un ciclón.

El sendero para ver ambos faros de este monte es impresionante y no hay que dejar de ir a visitarlo.

Faro de Ajo en Bareyo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Postureo Cántabro 💢 Cantabria (@postureo_cant) el

Es un faro que últimamente ha levantado polémica, no por ser el más moderno de todos los de que aquí se mencionan (1930) ni por carecer de edificación a su alrededor como pasa en el resto, sino por ser el lienzo de un gran mural que el artista santanderino Okuda va a representar a partir de mediados de este mes de agosto de 2020. Polémicas aparte, es un faro digno de visitar y disfrutar de las vistas que alumbra cada noche.

Faro de Ajo pintado por OKUDA
Faro de Ajo pintado por OKUDA
Faro de Ajo pintado por OKUDA

El Faro de Ajo, en el municipio de Bareyo, ya luce, tras la polémica, con la impronta multicolor del artista urbano cántabro Óscar San Miguel, conocido internacionalmente como ‘Okuda’, quien espera que la obra pierda su carácter temporal –por ahora está previsto que la torre luzca este colorido vestido un máximo de 8 años– y finalmente se perpetúe en el tiempo. Más información aquí.

Faro de Mouro en Santander

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Postureo Cántabro 💢 Cantabria (@postureo_cant) el

Entramos a comentar el primero de los 3 faros que indican la entrada a la bahía de Santander. El primero de ellos es el de la isla de Mouro (inaugurado en 1860), llegándose a comentar que está maldito. Su mayor desventaja tanto para visitantes como para los antiguos encargados de mantenerlo en funcionamiento es llegar hasta él, ya que es el único que se encuentra en una isla, a la salida de la Bahía. Debido en parte a las muertes de los fareros en distintos temporales, el faro lleva automatizado desde 1920.

Faro de la Punta de la Cerda en Santander

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Titanlus (@titanlus2) el

Con este nombre, debido a que en el mismo lugar se encontraba la batería de defensa militar Santa Cruz de la Cerda, se llama a esta baliza inaugurada en 1870 y situada en la punta de la Península de la Magdalena. La posición de la cala en la que se encuentra, estratégicamente alejada de la ciudad, le permitía antiguamente la descarga de materiales peligrosos que llegaban a la capital cántabra, tales como dinamita y otros explosivos. Este faro en realidad es una baliza ya que su alcance lumínico son 8 millas náuticas, que por reglamento lo excluyen de ser un faro (mínimo 10 millas náuticas).

Faro de Cabo Mayor en Santander

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Postureo Cántabro 💢 Cantabria (@postureo_cant) el

El archiconocido faro de Cabo Mayor es el más antiguo de todos los de esta lista, inaugurándose en 1839. Desde entonces ha sido el foco principal para la ayuda a la entrada a la Bahía y se ha ido reinventando para aportar otros valores como las exposiciones que tiene en la primera planta del edificio o el restaurante. Se encuentra en un lugar idílico, con vistas como en todos los casos panorámicas y un acceso sencillo. Se puede disfrutar aún más del paraje si bajamos por una pequeña escalera a la que se accede por la parte que está más al este del mirador del faro. Y por si os lo habíais preguntado alguna vez, la construcción que se encuentra por debajo, de piedra y que apenas levanta 7 metros, es un avisador sonoro.

Faro de Punta del Torco de Afuera en Suances

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de © Ander Arrieta Fotografía 📸 (@anderarrietafotografia) el

Este faro, que entró en funcionamiento en 1863, fue construido como su compañero de la Punta de la Cerda en el lugar donde se encontraba una batería defensiva, en este caso de San Martín de la Arena. Merece la pena pararse y escuchar cómo rompen las olas metros abajo mientras este faro sigue haciendo su labor como desde hace años.

Faro de Punta Silla en San Vicente de la Barquera

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de van,s beach life..furgo.vida (@vans_life.furgo_vida) el

En villa marinera de San Vicente de la Barquera se encuentra el último de los faros que os traemos, que data de 1871. Se trata de un faro que ha ido actualizándose para otorgar a los navíos siempre la buena dirección en la entrada a la ría. Actualmente, el edificio que antaño habitase el farero tiene uso de Centro de Interpretación del Parque natural de Oyambre, además de estar rodeado por un pequeño jardín botánico, por lo que su visita es un imprescindible.

Aquí termina nuestra lista de los 9 faros de Cantabria (aunque alguno que otro se quede en baliza). Son construcciones que merece la pena visitar, por su historia, por su labor y por las vistas que se disfrutan desde donde están situados.

Localización en el mapa de los 9 faros de Cantabria

¿Conoces todos? Te leemos en los comentarios 😉

1 COMENTARIO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.