InicioTurismo en CantabriaQué ver en CantabriaLa vuelta al Mundo sin salir de Cantabria

La vuelta al Mundo sin salir de Cantabria

-

Como apasionado explorador de Cantabria, me encanta descubrir y compartir con vosotros esos lugares mágicos que nos trasladan a diferentes rincones del mundo sin necesidad de tomar un avión. ¿Sabías que en Cantabria puedes experimentar la esencia de diversos países y culturas? Acompáñame en este viaje único, donde cada parada es una ventana a un nuevo destino.

Acompáñanos a dar la vuelta al Mundo sin salir de Cantabria

Desierto de Sáhara – Dunas de Liencres

En las Dunas de Liencres, el viento moldea la arena creando un paisaje digno del Desierto de Sáhara. Caminar por estas dunas es como adentrarse en un mundo aparte, donde el silencio y la inmensidad del paisaje nos envuelven completamente. No hay que perderse el atardecer aquí, un espectáculo de colores que parece sacado de un cuento, sin lugar a dudas uno de los mejores atardeceres de Cantabria.

Roma – Termas Romanas y Necrópolis (Maliaño)

Las Termas Romanas y la Necrópolis de Maliaño son un viaje directo a la antigua Roma. Al explorar estas ruinas, uno puede casi escuchar los ecos del pasado y sentir la historia bajo sus pies. Cada piedra cuenta una historia de tiempos remotos, un legado que Cantabria ha sabido conservar maravillosamente.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de b.a. (@thamelide73)

Capadócia (Turquía) – Ermita de Arroyuelos (Valderredible)

La Ermita de Arroyuelos, con sus peculiares formaciones rocosas, nos recuerda a las famosas chimeneas de hadas de Capadocia. Este rincón de Cantabria es un tesoro escondido, donde la naturaleza y la historia se entrelazan en una danza milenaria.

Campanile del Tirol (Italia) – Catedral de los peces

La «Catedral de los Peces» en el embalse del Ebro y el Campanile del Tirol en Italia son dos maravillas arquitectónicas que, a pesar de sus diferencias, comparten una fascinante capacidad para cautivar. Ambos espacios no solo conectan a los visitantes con la naturaleza y la historia de formas únicas, sino que también reflejan la interacción entre el ser humano y su entorno, ofreciendo experiencias inolvidables y un profundo mensaje de belleza y resiliencia.

Atenas (Grecia) – La iglesia de San Jorge (Las Fraguas)

La iglesia de San Jorge en Las Fraguas es nuestro pequeño pedazo de Atenas en Cantabria. Su arquitectura nos recuerda a los templos griegos, con columnas que parecen sostener no solo el techo, sino también siglos de historia y cultura.

Suiza – Mogrovejo (Camaleño)

Mogrovejo, con sus casas de piedra y sus verdes prados, podría confundirse fácilmente con un pueblo suizo. Pasear por sus calles es como caminar por una postal de Suiza, con la tranquilidad y belleza que caracteriza a este rincón cantábrico. También conocido como el pueblo de Heidi en Cantabria, es uno de los pueblos más bonitos de Cantabria.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alvar Vidigal (@alvarvidigal)

¿Buscas hotel dónde dormir en Cantabria?

  • Encuentra tu hotel en Cantabria (Aquí)

California (Estados Unidos) – Bosque de Secuoyas (Cabezón de la Sal)

El Bosque de Secuoyas en Cabezón de la Sal es nuestro propio trozo de California en la Tierruca. Estos gigantes verdes nos hacen sentir pequeños y nos recuerdan la majestuosidad de la naturaleza. Un lugar perfecto para desconectar y respirar aire puro. Aunque algunos visitantes poco respetusos están dañando tan preciado lugar.

Irlanda – Acantilado del Bolao (Cóbreces)

El Acantilado del Bolao, con sus verdes praderas y el azul del mar golpeando contra las rocas, nos transporta a la costa irlandesa. Es un lugar perfecto para reflexionar y admirar la fuerza del mar Caantábrico. También para disfrutar de su atardecer.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Susana Ortueta (@sortueta)

Río Amazonas – Playa de Las Arenas (Arnuero)

En la Playa de Las Arenas, la desembocadura del río parece traernos un pedazo del Amazonas. La riqueza natural y la biodiversidad que encontramos aquí son un espejo de los exuberantes paisajes del río más grande del mundo. Aquí, la naturaleza se siente viva y vibrante, invitándonos a explorar y respetar su belleza.

Nazaré (Portugal) – La Vaca Gigante (Cueto)

La Vaca Gigante, en Cueto, con sus impresionantes olas, nos evoca a la famosa Nazaré en Portugal, pero sin salir de Santander. Este lugar es un paraíso para los surfistas y aventureros que buscan emociones fuertes. La fuerza del mar aquí es simplemente hipnotizante.

Río de Janeiro (Brasil) – Cristo de Oreña

El Cristo de Oreña, majestuoso y sereno, nos trae a la mente el icónico Cristo Redentor de Río de Janeiro. Aunque a menor escala, este lugar emana una paz y una belleza que no tienen nada que envidiar al famoso monumento brasileño.

Lago Ness (Edimburgo) – Pantano del Ebro (Campoo)

El Pantano del Ebro, en Campoo, con su misterioso y tranquilo ambiente, podría ser nuestro propio Lago Ness. Rodeado de leyendas y naturaleza, es un lugar perfecto para los amantes de los enigmas y la tranquilidad.

Caribe – Playa de la Rabia (Oyambre)

La Playa de la Rabia en Oyambre es nuestro Caribe particular. Sus aguas cristalinas y arenas doradas son el escenario perfecto para un día de relax y sol, recordándonos a las idílicas playas caribeñas. Un paraíso para los amantes del mar y la tranquilidad.

Sabana Africana – Parque de la Naturaleza de Cabárceno

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno nos acerca a la sabana africana. Aquí, la fauna y la flora nos transportan a África, permitiéndonos admirar y aprender sobre especies exóticas en un entorno cuidado y respetuoso. Además, con la Visita Salvaje al parque puedes visitar los boxes de los elefantes, adéntrate en el recinto de los osos pardos y conoce de primera mano el trabajo de conservación e investigación que se hace en Cabárceno.

Tailandia – Playa Bellerín (Prellezo)

Tailandia y la Playa de Berellín en Cantabria ofrecen paisajes costeros de impresionante belleza, aunque con distintos matices. Mientras Tailandia es sinónimo de playas tropicales exóticas y vibrantes, la Playa de Berellín brinda un entorno más recogido y sereno, con aguas cristalinas y acantilados verdes. Ambos destinos capturan la esencia de la naturaleza en su máxima expresión, ofreciendo a los visitantes un refugio único y experiencias inolvidables.

Gibraltar – Santoña

Santoña, con su impresionante fortaleza y ubicación estratégica, tiene un aire de Gibraltar. La historia y la fortaleza militar de este lugar nos hablan de tiempos de batallas y estrategias navales, todo enmarcado en un paisaje espectacular. Una de las mejores formas de apreciar la majestuosidad este lugar es realizando un paseo en barco desde Santoña hasta el Faro del Caballo.

Cuevas de Waitomo (Nueva Zelanda) – Cueva del Soplao

La Cueva del Soplao son nuestra versión de las famosas Cuevas de Waitomo en Nueva Zelanda. Aquí, el juego de luces y sombras crea un espectáculo natural único, donde cada estalactita y estalagmita cuenta una historia geológica milenaria.

  • Si todavía no conoces la Cueva del Soplao, aprovecha su visita guiada (AQUÍ)

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de CUEVA EL SOPLAO (@cuevaelsoplao)

Palacio de Versalles (Francia) – Laberinto de Villapresente

El Laberinto de Villapresente nos hace recordar los jardines del Palacio de Versalles. Caminar por este laberinto es como perderse en la historia y la elegancia de los jardines franceses, donde cada giro nos lleva a descubrir nuevos rincones llenos de encanto y misterio.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Spain (@spain)

Bosques de Canadá – Reserva del Saja

La Reserva del Saja, con sus vastos bosques y rica fauna, nos recuerda a los imponentes paisajes de Canadá. Este lugar es un refugio para la vida silvestre y un paraíso para los amantes de la naturaleza, donde el verde de los árboles y el frescor del aire nos revitalizan.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de @thenatureofpablo

Barcelona Modernista – Capricho de Gaudí (Comillas)

El Capricho de Gaudí en Comillas es nuestro pequeño rincón de Barcelona Modernista. Esta joya arquitectónica, con su diseño único y colores vibrantes, es un homenaje a la creatividad y genialidad de Gaudí, transportándonos a las calles de Barcelona.

Campiña inglesa – Palacio de los Hornillos (Las Fraguas)

El Palacio de los Hornillos en Las Fraguas, con sus jardines cuidados y arquitectura elegante, nos evoca a la campiña inglesa. Pasear por sus jardines es como caminar por un cuadro de la Inglaterra rural, donde la tranquilidad y la belleza están en cada rincón.

También conocida como la «Casa de los Otros«, dado que fue allí fue rodada la película «Los Otros» de Alejandro Amenábar.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de HF Media Bodas (@hf_media_bodas)

En esta singular vuelta al mundo sin salir de Cantabria, hemos viajado a través de paisajes que evocan rincones lejanos y culturas diversas, todo ello sin necesidad de un pasaporte o largas horas de vuelo. Cantabria no es solo un destino, es un microcosmos que captura la esencia de nuestro vasto y variado mundo. Espero que este viaje haya despertado en ti la curiosidad y el asombro, y que te animes a explorar estos rincones mágicos por ti mismo. Recuerda, a veces las aventuras más extraordinarias están mucho más cerca de lo que pensamos. Cantabria te espera para revelarte sus secretos y maravillas, demostrando que, en efecto, un viaje alrededor del mundo puede comenzar en nuestro propio patio.

Richard (Postureo) Noya
Richard (Postureo) Noyahttps://postureocantabro.com
Paladeador de Rabas y Quesadas Amateur. Cántabro exiliado en Canarias y Administrador de www.postureocantabro.com entre otras cosas!!!

LO + VISTO

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies