marga_rojo_web_9.jpg

El presupuesto anual de la adjudicación será de 16.440.242 euros, de los que el 80% representan los gastos de personal, que será subrogado, manteniendo los términos del convenio colectivo vigente

El Ayuntamiento de Santander ha adjudicado a la empresa CESPA la prestación por emergencia del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, tras la resolución del contrato con la UTE Cuida Santander, por incumplimiento culpable del contratista, aprobada por la Junta de Gobierno Local el lunes 11 de octubre y que tendrá efecto a partir del próximo 11 de noviembre, fecha en la que comenzará a prestar el servicio la nueva empresa.

La concejala de Medio Ambiente, Margarita Rojo, ha informado esta mañana a los grupos políticos municipales, en una sesión de la Comisión de Desarrollo Sostenible celebrada con carácter extraordinario y urgente, de las condiciones en las que se ha hecho efectiva la prestación del servicio por emergencia, que estará vigente hasta que se licite y adjudique el nuevo contrato.

En la reunión, se ha entregado a los representantes de los diferentes grupos políticos la documentación correspondiente a esta declaración de emergencia y se han adelantado los siguientes pasos a dar tras la resolución del contrato, un acuerdo que ha sido adoptado como consecuencia de los informes técnicos y jurídicos y del control interno del Consistorio, además de estar avalada por el Consejo de Estado, y que ya ha sido notificada a la UTE Cuida Santander.

“Seguimos velando por el rigor y la transparencia en todo este proceso, dando pasos firmes para garantizar la seguridad jurídica y avanzar en el camino que nos lleve a conseguir que Santander cuente con una adecuada limpieza y recogida de residuos, que es el objetivo que nos mueve desde el primer momento”, ha subrayado la responsable municipal de Medio Ambiente.   

En este sentido, ha hecho hincapié en que se ha dado cuenta a la oposición puntualmente, en las sucesivas comisiones informativas de Desarrollo Sostenible, “de cada uno de los avances que se han producido, además de hacerles llegar todos los documentos relativos a la licitación, adjudicación, ejecución y ahora resolución del contrato”.

Rojo ha recordado que, una vez analizadas las distintas alternativas para continuar prestando este servicio -de carácter indispensable y esencial- tras la resolución del contrato vigente, se ha optado por la contratación de emergencia, dado que ha quedado acreditada la imposibilidad de que sea el propio Ayuntamiento el que lo preste y también la improcedencia de que continúe a cargo de la empresa con la que se ha resuelto el contrato por incumplirlo.

Por este motivo, y con el fin de dotar de la mayor objetividad a este proceso, se ha utilizado como criterio el resultado de la anterior licitación, de manera que el Ayuntamiento se ha dirigido a la empresa que presentó la segunda oferta mejor valorada, que fue CESPA, a la que se adjudica el servicio durante el tiempo indispensable para la licitación, adjudicación y formalización de un nuevo contrato, un proceso que se agilizará al máximo posible.

Condiciones del nuevo contrato

El presupuesto anual de esta adjudicación será de 16.440.242,39 euros (IVA incluido), de los que el 80 por ciento representan los gastos de personal; mientras que el resto se corresponden, entre otros, con los costes de alquiler de la maquinaria que CESPA deberá incorporar al servicio, los gastos de explotación de vehículos y maquinaria (combustible, lubricantes, neumáticos, reparaciones, puesta a punto del actual parque de contenedores…); o el alquiler de las instalaciones (un parque central, dos naves auxiliares y siete cuartelillos adicionales).

La nueva empresa deberá subrogar a los trabajadores que prestan el servicio de limpieza viaria y recogida de residuos y cumplir el convenio colectivo vigente. En este sentido, Margarita Rojo ha subrayado que se mantiene un contacto directo y periódico con el comité de empresa para mantenerles informados de todo el proceso.

Así, el mismo lunes 11 de octubre, día en el que se aprobó la resolución del contrato, la alcaldesa y la edil de Medio Ambiente mantuvieron una reunión con los representantes de los trabajadores y ya tienen fijada la siguiente para el próximo miércoles 20.

CESPA propone mantener la operativa actual de los diferentes servicios hasta que, una vez que se inicie la prestación, se puedan analizar en profundidad para implantar mejoras o adaptar frecuencias de recogida o limpieza. Además, se plantea el refuerzo del servicio de contenerización.

Así, entre las condiciones de prestación del servicio incluyen la recogida de residuos urbanos en todas sus formas: recogida de carga lateral, neumática, soterrada, de voluminosos y extracontenedor, así como recogidas específicas con motivo de la celebración de mercados, ferias, festejos, actos deportivos y/o culturales, etc.

Asimismo, la empresa adjudicataria se encargará de la limpieza viaria, que incluye barrido manual, barrido mecánico, barrido mixto, barrido en brigada, baldeo manual, baldeo mecánico y baldeo mixto, atendiendo a los servicios complementarios de limpieza de solares y zonas sin urbanizar de titularidad municipal, refuerzo de limpieza de hojas en época de caída, refuerzos para las temporadas de mayor afluencia de personas, limpieza de pintadas, retirada de carteles y pancartas, limpieza en zonas de ocio nocturno, en mercadillos, ferias, mercados, fiestas y otros eventos municipales, limpieza y desbroce en cunetas y arcenes, limpieza de manchas de grasa y aceite en calzadas, limpieza intensiva de pavimentos, limpieza  de alcorques, limpieza y retirada de excrementos, tratamientos especiales y casos de emergencia.

Se prestará especial atención a la limpieza y vaciado de papeleras, con el fin de que se garantice una frecuencia de vaciados suficiente para que no se produzcan desbordes; y el contrato contempla, además, el transporte de los residuos hasta el centro de tratamiento y/o depósito asignado, las recogidas selectivas (incluyendo el transporte hasta el centro de tratamiento) de papel-cartón, envases ligeros, pilas, residuos biosanitarios y residuos gestionados a través del punto limpio móvil.

La limpieza de playas, la limpieza de sumideros y conexiones a la red de alcantarillado, la desratización y la contenerización (lavacontenedores, mantenimiento, limpieza exterior y soterrados) son otros de los aspectos que recoge el nuevo contrato.

La empresa, que estará sujeta igualmente al control e inspección por parte del Ayuntamiento, recibirá la maquinaria y vehículos que se utilizan actualmente por la UTE Cuida Santander, una vez que reviertan al Ayuntamiento.

Por su parte, CESPA aportará aquella maquinaria que considera necesaria para realizar los trabajos y de la que no se dispone como, por ejemplo, equipos lavacontenedores, camiones cisterna, etc., además de hacerse cargo de los costes de mantenimiento y explotación de la maquinaria en su conjunto.

Asimismo, la nueva empresa prestadora del servicio tendrá que aportar las instalaciones fijas necesarias para el adecuado desarrollo de todos los servicios que plantee, contando como mínimo con una base principal en el municipio de Santander o en sus proximidades para albergar oficinas, vestuarios con duchas, aseos, locales sindicales, taller, almacenes, área de pintura, área de lavado y parque de contenedores (si bien este último podrá ser una instalación aparte).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.