LA EPOPEYA DEL PÁJARO AMARILLO – CAPÍTULO II

CAPÍTULO II

Primeros problemas

No fue un problema el resto de la tripulación, que estaba compuesta, además de por Lotti, por Jean Assollant y René Lefévre, en las labores de primer y segundo piloto, respectivamente. Lotti no podría gobernar la nave porque a esas alturas estaba tuerto debido a un accidente de caza. Así que él únicamente sería el capitán de la expedición. La tripulación se había conocido en el ejército francés y tenía experiencia común en otras expediciones, como la que les llevó desde París hasta Marruecos. Nada que ver sin embargo con el peligroso sueño que había tenido Lotti de cruzar el Atlántico en avión.

Tan peligroso que las autoridades francesas prohibieron los vuelos entre ambos continentes. La razón no era otra que la alta siniestralidad que, como vimos, se cobraban esos viajes. Pero Lotti era un hombre de recursos: si no podía volar desde París hasta América volaría desde América hasta París. Así que emprendió rumbo al puerto inglés de Southampton, donde desmontó pieza por pieza su avión y lo embarco. El destino no era otro que Nueva York.

El pájaro amarillo vía @Man_SajaNansa
El pájaro amarillo vía @Man_SajaNansa

Al perecer fue Lefèvre el encargado de buscar la playa ideal para efectuar el despegue, y la acabó encontrando en la costa de Maine, en un lugar llamado Old Orchard, que reunía todos los requisitos necesarios para dicho despegue, con una buena orientación y más de dos kilómetros de arena seca y compacta.

Era el jueves trece de junio de 1929, y una pequeña muchedumbre se acercó hasta la playa para ver el comienzo de aquella epopeya. Obsesionados con el peso los tres tripulantes del avión portaban únicamente la ropa que vestían en aquel momento. Incluso en el último momento, y tras hacer nuevos cálculos, Lotti decide prescindir de cien litros de gasolina con el fin de aligerar aun más el peso.

Por eso los tres tripulantes apenas podían entender que su avión despegase con tanta dificultad.

CONTINUARÁ…

Siguientes capítulos:

CAPÍTULO IIIhttps://postureocantabro.com/la-epopeya-del-pajaro-amarillo-capitulo-final

Si no has leído los capítulos anteriores:

CAPÍTULO Ihttps://postureocantabro.com/la-epopeya-del-pajaro-amarillo-parte-i/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.