Infografía Repuente

web_infografia_repuente.jpg

César Díaz explica que ocho empresas optan a ejecutar los trabajos, que cuentan con un presupuesto de más de un millón de euros

El Ayuntamiento de Santander comenzará tras el verano las obras de reordenación y pavimentación de la calle Repuente, que incluirán también la mejora del tráfico rodado en el polígono La Tejera, según ha avanzado el concejal de Fomento, César Díaz, quien ha explicado que un total de ocho empresas optan a ejecutar los trabajos.

Con un presupuesto de 1.035.413 euros, la actuación tiene como objetivo optimizar las condiciones urbanas del vial, -entre la rotonda de la Gloria y el cruce con la calle Torremar-, al tratarse de una calle con un alto índice de tráfico rodado y peatonal, que no tiene completada su urbanización, carece de aceras en muchos zonas o bien se encuentran deterioradas y sin dimensiones adecuadas.

Tal y como ha destacado el edil, esta nueva intervención es un compromiso electoral de la alcaldesa Gema Igual, que se sumará pronto a otras intervenciones ejecutadas en los últimos años en el barrio de La Albericia, como la reurbanización de los entornos de la rotonda de La Gloria y de la Iglesia de la Sagrada Familia, el parque de Pintores Montañeses o la regeneración urbana de las calles La Albericia y La Gloria.

El proyecto permitirá la renovación de la mayor parte de las infraestructuras urbanas, mejorando la accesibilidad, acometiendo la continuidad de las aceras, suprimiendo barreras arquitectónicas y primando la introducción de arbolado.

Las obras incluirán la reordenación del tráfico en el polígono de La Tejera, concretamente en las calles la Tejera, Río Danubio, Montes Cárpatos, Bratislava, lateral de calle Albericia, la Prensa y parte de las calles Eslovaquia y Portuarios.

Para ello, se actuará en la señalización horizontal y vertical, que en la actualidad se encuentra obsoleta o es inoperativa; se crearán 11 plazas de aparcamiento, más una para personas con movilidad reducida; se introducirá una pequeña área verde y bancos, y los pasos de peatones se mantendrán en su posición actual, mejorando sus accesos.

Con respecto al pavimento, para las aceras se utilizará un adoquín de 6,5 centímetros de espesor y acabado granítico igual al de las baldosas utilizadas en las nuevas aceras de Santander, que incrementará el espesor en los grandes vados de acceso a hipermercados y gasolineras. Los bordillos serán de hormigón con los rebajes necesarios en vados y barbacanas.

En la travesía peatonal que comunica la calle Repuente con la Avenida de los Castros, se utilizará como pavimento el asfalto impreso dado su buen acabado y flexibilidad, y se renovará completamente la red de drenaje, que en la mayoría del trazado es inexistente.

Díaz ha destacado que las obras, una nueva inversión productiva para la ciudad, permitirán generar actividad económica y empleo en un momento de especial necesidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.