Inicio / Cultura en Cantabria / Literatura / Autores Cántabros / ¿RECUERDAS EL SANATORIO DOCTOR MADRAZO DE SANTANDER?

¿RECUERDAS EL SANATORIO DOCTOR MADRAZO DE SANTANDER?

Hoy 26 de mayo, he decidido brindar mi pequeño homenaje al ilustre pasiego Doctor Madrazo. ¿Porqué hoy? Pues la respuesta es sencilla, porque tal día como hoy nací en el Sanatorio Doctor Madrazo de Santander.

Sanatorio Doctor Madrazo

Enrique Diego-Madrazo y Azcona, conocido como el doctor Madrazo (n. Vega de Pas, Cantabria, 28 de febrero de 1850 – Santander, Cantabria, 8 de noviembre de 1942), fue un destacado cirujano cántabro afín a las líneas de pensamiento progresistas.

Hijo de Manuel Diego-Madrazo y Juana Azcona Arroyo, comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Valladolid. Posteriormente se trasladaría a la Universidad de Madrid, donde finalizó sus estudios en 1870. Ese mismo año obtiene el doctorado en Medicina y Cirugía en esta misma universidad.

Doctor Madrazo

Viaja a Francia y a Alemania donde entra en contacto con las modernas técnicas de medicina y cirugía europeas, técnicas que tratará de introducir en los ambientes institucionales de España durante el resto de su vida, sin lograrlo en gran medida.

Al regreso a su país natal, en 1876, oposita a la Cátedra de Cirugía, lográndola el año siguiente. Sin embargo, el Conde de Toreno, entonces ministro de Fomento, motivado por la ideología de Madrazo cercana a las doctrinas liberales, republicanas y socialistas, le invalida la cátedra.

Comienza a ejercer entonces como médico militar, donde intentará introducir las técnicas europeas recientemente aprendidas. Aquí tampoco es bien recibido: su visión moderna choca constantemente con el capitán general de Madrid, Fernando Primo de Rivera, por lo que decide abandonar el Ejército.

Desde entonces, y hasta 1881, ejerce la medicina en Madrid, alcanzando gran reputación. Pero en ese año le es concedida la cátedra, siendo nombrado Catedrático de Patología Quirúrgica en Barcelona, por lo que se dedica por completo a su verdadera pasión: la docencia. Sin embargo, no logra que se acepten las ideas ya implantadas en Europa, por lo que decide renunciar a la cátedra. Se conserva la carta de renuncia, en la que expresa su posicionamiento.

En 1888 publica las bases de la cirugía actual en sus Lecciones de Patología quirúrgica.

Regresa a la Vega de Pas en 1894 para fundar un sanatorio en un ambiente profundamente rural y marginal, del que era originario.

Sanatorio Doctor Madrazo de la Vega de Pas

Lo mismo haría en Santander dos años después, donde se trasladó en 1896. El sanatorio que llevó su nombre fue considerado en la época punto de referencia en Europa, no sólo por sus instalaciones, sino también por las técnicas médicas en él aplicadas; contaba con buenos laboratorios, incluido el de Anatomía Patológica que dirigía su destacado discípulo J. Herrera Oria, adelantándose varias décadas en definición diagnóstica a la situación media del ambiente médico del entorno. Con sus discípulos y colaboradores, como el cirujano Vicente Quintana el marqués de Robrero, constituyó un referente de la cirugía en España.

Sanatorio Madrazo de Santander

Enrique Diego-Madrazo no sólo destacó en el ámbito de la medicina. Fue autor de ensayos y obras de teatro; incluso dirigió, a partir de 1912, la gestión del Teatro Español. Contaba con la amistad de personalidades del mundo de la cultura como Benito Pérez Galdós, Miguel de Unamuno, José María de Pereda, Matilde de la Torreo Emilia Pardo Bazán, y de la política, como Niceto Alcalá Zamora, Nicolás Salmerón o Indalecio Prieto.

Doctor Madrazo junto a Unamuno

Al comienzo de la Guerra Civil, y coincidiendo con la entrada de las tropas franquistas en Santander, Enrique Madrazo es denunciado y encarcelado durante cuatro años. Le permiten salir de la cárcel, con más de noventa años de edad, ciego y gravemente enfermo, para morir, pocos días después, el 8 de noviembre de 1942 en compañía de algunos parientes y de Ángel Herrera Oria, quien posteriormente llegaría a ser cardenal.

FRASES DEL DOCTOR MADRAZO

En verdad, que humildes deben ser los que tienen conciencia de la imperfección de los sentidos, ante la pesadumbre de los hechos. No debemos ser altivos ni arrogantes. Muchos años de experiencia son pocos años para saber acertar (…). Por muy larga que sea una vida, será corto lo descubierto por ella; pero mal que nos pese, así, y no de otra parsimonia, va llegando el humano conocimiento de las cosas (…) (Diego-Madrazo: ‘Mis propósitos’. Boletín de Cirugía, p. 2, 1910).

 

En estos momentos, que quizá por ser de próxima separación, llevan a cierto sello de tristeza -la impotencia me despide de la sal de operaciones, que, urgente pide vista, tacto, fortaleza y agilidad que la vejez no pueden dar-, en estos momentos deposito en vuestras manos y en vuestros corazones mi espíritu para que continuéis con la misma fe mi ideal de humanidad.

No os canséis de ir más allá, ni de ser buenos: solo en el ejercicio de la bondad hallaréis la alegría de la vida (Ibídem, p. 4).

Que la honradez del origen de mis observaciones disculpe el entusiasmo que aparece en mis anhelos de regenerar la raza humana y la certidumbre, acaso machacona por lo reiterada, de que el sistema único para lograr una humanidad perfecta es preparar a la infancia desde su más tierna edad, librándola del contagio de lo viejo y encauzándola en el torrente vital de lo nuevo.

Información: Wikipedia

Fotos y más información: www.entretantomagazine.com y www.vallespasiegos.es

Te interesa también

Todos con Cionín Villagrá - Homenaje en Santander

HOMENAJE A CIONÍN VILLAGRÁ – EL ÁNGEL SOBRE RUEDAS

“TODOS CON CIONÍN VILLAGRÁ”Contenido1 “TODOS CON CIONÍN VILLAGRÁ”1.1 VIDEO DE CIONÍN VILLAGRÁ1.2 PALMARÉS DE CIONÍN …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies