El parto fue atendido por el personal de la ambulancia desplazada al domicilio tras dar aviso al 061 y no tuvo complicaciones. La menor ya ha recibido el alta y el bebé continúa ingresado en el Hospital Valdecilla

UNA NIÑA DE 12 AÑOS DA A LUZ EN SU CASA DE CANTABRIA
UNA NIÑA DE 12 AÑOS DA A LUZ EN SU CASA DE CANTABRIA

Una niña de 12 años da a luz en su propia casa el pasado domingo en Cantabria para sorpresa incluso de su propia familia, que asegura que desconocía la existencia del embarazo.

El parto transcurrió sin complicaciones y ambos evolucionan de forma favorable. Los técnicos sanitarios de la ambulancia de Soporte Vital Básico (SVB) que se desplazó a la vivienda tras recibir el aviso llegaron a tiempo para asistir el nacimiento hasta la incorporación del equipo médico del 061 (Soporte Vital Avanzado), que cortó el cordón umbilical, estabilizó a madre e hijo y procedió a su traslado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

El bebé, nacido con la gestación completada, permanece ingresado desde entonces en la Unidad de Neonatología, aunque fuentes hospitalarias confirman que «está perfectamente», mientras que su madre ha recibido incluso el alta médica.

El tiempo indica que la pequeña se quedó embarazada al inicio del confinamiento marcado por la pandemia, aunque ahora será la investigación pertinente la que determine la paternidad, las consecuencias que pudieran derivarse de esa relación y el trasfondo social que rodea a esta historia. Desde su entorno familiar sostienen que no sabían del embarazo de la menor (puede que disimulado por su propia constitución), que estaba incluida con anterioridad dentro del sistema de protección del menor del Gobierno regional que gestionan desde el Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass).

La niña que acaba de ser madre ya estaba incluida con anterioridad en el programa de protección que gestiona el Icass

Tal y como marca el protocolo de actuación que se pone en marcha cuando hay un menor implicado en un incidente sospechoso, tras el ingreso desde el servicio de Urgencias de Valdecilla se puso el caso en conocimiento de la Fiscalía para que se encargue del seguimiento y, si procede, investigar o abrir las diligencias que considere oportunas. Lo fundamental es, siempre y en todo caso, proteger los derechos del menor involucrado. También están al tanto de los hechos los servicios sociales de la comunidad autónoma.

Sistema de protección

Cuando la niña llegó al hospital tras dar a luz en su domicilio se contactó directamente con el trabajador social del centro, como se recoge también en el protocolo, con el objetivo de hacer una valoración integral, junto con los servicios de Pediatría y Ginecología. Una vez hecha esta primera evaluación, se da parte a los servicios sociales y ahí comienza la tramitación necesaria para esclarecer lo ocurrido.

En paralelo, para el bebé también se ha abierto otro proceso porque la familia se plantea renunciar al recién nacido. De confirmarse, supone que son los servicios sociales quienes custodian al bebé y que, una vez tenga el alta, pasará a vivir con una familia de acogida y se empezará el papeleo para su posterior adopción.

Todas las instancias involucradas buscan garantizar la seguridad de la joven mamá, ya tratada dentro del programa de protección al menor de Cantabria. ¿En que consiste este servicio? Se trata de una red de ayuda que se activa cuando hay indicios en el entorno que sugieren desprotección o signos de abandono familiar.

La familia se plantea renunciar al recién nacido, en cuyo caso se iniciará el proceso de acogida para su posterior adopción

Los motivos para intervenir son amplios. Puede ser porque el niño presenta un elevado absentismo escolar y saltan las alarmas o se aprecian en él ciertas conductas delictivas, entre otros. Luego, en función de la gravedad de estos aspectos, el Icass adopta la decisión que considere más adecuada. La respuesta puede ir desde una intervención en casa hasta que los menores vayan a vivir a un centro de menores mientras mejora su situación familiar. Siempre con el objetivo de proteger la infancia.

En este caso, los técnicos ya hacían un seguimiento del entorno familiar para resguardar la protección de la menor y dar herramientas a sus parientes que garanticen el correcto desarrollo de su educación. Ahora, una vez ha sido dada de alta en el hospital, volverá a su casa donde continuará en la red de protección y seguirá el proceso de intervención.

Fuente: El Correo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.